Todas las publicaciones en la categoría: MEDICAMENTOS

manejo

Enterate qué medicamentos pueden afectar tu capacidad para manejar

    Estos son los efectos que algunos medicamentos pueden provocarte al conducir: Somnolencia o efecto sedante Reducción de los reflejos y aumento del tiempo de reacción. Alteración de la percepción de las distancias. Hiperactividad e hiperreactividad. Alteraciones visuales (visión borrosa, trastornos de acomodación) o de la audición (zumbidos o ruidos). Estados de confusión y aturdimiento. Alteraciones musculares de carácter agudo (espasmos, calambres, incoordinación motora, temblores, etc).   Los grupos de fármacos con un mayor efecto en la conducción son: Aquellos que actúan sobre sistema nervioso central: antidepresivos, tranquilizantes, sedantes, estimulantes. Antihistamínicos para el tratamiento de la alergia (los de nueva generación como loratadina o mizolastina tienen un efecto mínimo) Relajantes musculares. Algunos colirios (gotas para los ojos). Numerosos antineoplásicos (tratamientos para el cáncer) e inmunomoduladores (tratamiento para el sistema inmunológico).   IMPORTANTE: Si vas a salir a la ruta y estás siguiendo algún tratamiento, consultá a tu médico o farmacéutico si el medicamento que estás tomando puede afectar tu capacidad de conducción.

People in gym on treadmill running

La pastilla que busca sustituir al gimnasio 

  Científicos de la Universidad de Sydney identificaron más de 1.000 cambios que tienen lugar a nivel molecular en el tejido muscular. Un estudio de la universidad de Sydney, publicado en la revista Cell Metabolism, trazó un plano de todos los efectos que el deporte produce sobre los músculos esqueléticos, que forman el 90% de este tipo de tejido. “Hace mucho tiempo que se pensaba que había muchas reacciones que se ponían en marcha a través del ejercicio. Hemos sido los primeros en crear este mapa y ahora conocemos su complejidad”, anunció Nolan Hoffman, autor del estudio. El estudio se realizó con muestras de músculo de cuatro hombres que entregaron antes de practicar ejercicio y diez minutos después de hacer bicicleta estática. Los científicos responsables del estudio, que aseguran que la innovación no llegará antes de 10 años, argumentan que será imposible replicar todos los cambios moleculares que provoca el ejercicio en una sola pastilla. Eso sí, remarcan, sin embargo, que ahora conocen el número de procesos que se ponen en marcha al hacer ejercicio y, en consecuencia, …

Img nisegel.ru

Especialistas advierten que tratar las contracturas con antiinflamatorios puede transformarlas en crónicas   

Tratar las contracturas musculares con antiinflamatorios como ibuprofeno puede prolongar las lesiones en el tiempo y transformarlas en crónicas, alertó la Asociación Latinoamericana de Medicina Músculo-Esquelética (LAOM), que recomendó combatirlas con analgésicos no antiinflamatorios y relajantes musculares. “Notamos un aumento en las consultas por contracturas en los últimos años, sobre todo por las malas posturas adoptadas por la tecnología como los celulares, tabletas y computadoras portátiles, que predisponen a la mayor afectación de las distintas cadenas musculares”, explicó a Télam Gonzalo Yamauchi Quintian, fundador de LAOM. El especialista en proloterapia señaló que “las contracturas musculares son la expresión de sufrimiento del músculo, ya sea por malas posturas o por exceso de uso (sobrecarga muscular) o, en una persona sedentaria, por pequeños excesos que generan sobrecarga”. “Una contractura es una parte del músculo que padece un acortamiento que llamamos banda tensa, por eso cuando nos tocamos sentimos mucha tensión y dureza, que habitualmente es dolorosa. Dentro de la contractura existe un punto gatillo, que es el centro de máximo dolor del acortamiento muscular”, apuntó. Las contracturas …

Close-up of red wine being poured from a bottle into a glass

Los medicamentos y el alcohol

El alcohol interfiere en el efecto de los medicamentos en el organismo.  Beber alcohol mientras está en tratamiento con cualquiera de los siguientes medicamentos puede ser especialmente riesgoso: Analgésicos AINE. Si bebe alcohol y usa AINEs, es posible que tenga un mayor riesgo de sangrado gastrointestinal. Las personas que consumen 3 o más bebidas alcohólicas cada día deben consultar a su médico antes de usar cualquier analgésico. Los AINE puede ser: ibuprofeno, aspirina, naproxeno  y ketoprofeno. El paracetamol asociado a alcohol puede causar daño en el hígado. La ingesta de determinados antihistamínicos (antialérgicos) de venta libre con  alcohol puede aumentar el efecto secundario de somnolencia, también se puede dar este efecto con la toma de descongestivos y medicamentos para la tos. Es por eso que no se recomienda conducir ni manejar maquinaria. Suplementos a base de hierbas. El alcohol no debe mezclarse con raíz de valeriana, hierba de San Juan ni “kava kava” debido a que aumenta el riesgo de somnolencia.